30 de septiembre de 2009

Disco de la semana: Exiliados en Main Street

Los Rolling Stones llegaron en 1972 a la Riviera francesa,empujados por el éxito cosechado por su fantástico Sticky Fingers (portada de Warhol incluida) y a la vez huyendo de la presión de las autoridades fiscales británicas y de una Scotland Yard que estaba bastante interesada en acabar de raiz con el enorme negocio de drogas que rodeaba el dia a dia cotidiano del grupo.
Montan su centro de operaciones en Villa Nellcote, la mansión del matrimonio Keith Richards-Anita Pallemberg con el fin de grabar el nuevo disco.
Así comienzan las sesiones de grabación, con toda la calma y las interrupciones del mundo, un álbum que finalmente se hizo tan extenso que acabó convirtiéndose en el único disco doble de estudio de su carrera. La leyenda cuenta que por las vastas dependencias de la mansión pululaba todo el mundo en busca de diversión y polvos mágicos: desde John Lennon y Yoko Ono al camello más tirado del lugar.

Pocas veces el título de un disco ha resultado tan acertado. Por que los Stones estaban realmente exiliados. Exiliados de sí mismos y aislados en sus lujosas mansiones, en los mejores hoteles, de espaldas al mundo, imbuidos en su desquiciado y decadente modo de vida con un Keith Richards perdido en las drogas, un Mick Jagger disfrutando de su ingreso en la High Society internacional de la mano de Bianca Pérez, y con Charlie Watts y Bill Wyman frecuentemente ausentes de las sesiones haciendo sabe Dios qué. Y a pesar de todo esto (o quizás gracias a todo esto) Sus Satánicas Majestades construyeron su obra maestra.Exile On Main Street terminó convirtiéndose en una obra repleta de una vitalidad desbordante y contagiosa que lo recorre de principio a fin. Desde la fantástica Rocks Off que abre el disco, pasando por el himno a la mala vida que es Happy, las maravillosas Tumbling dice o Sweet Virginia... Un disco que explora toda la música que fascinó en la adolescencia a aquellos dos amigos que eran Keith Richards y Mick Jagger.


Exile supuso el nacimiento de los verdaderos Stones. Un grupo que por fin consiguió dejar de copiar los discos que les gustaban y que abandonó la estela del Pop que marcaban los Beatles.No había muchos competidores para el título de Banda de Rock and Roll mas importante del mundo, pero con este disco se los quitaron de encima para siempre.


Ojala todos los exilios fueran así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada