12 de octubre de 2009

Los monstruos también cantan folk...

Mi amigo Pablo es un forofo de los asesinos en serie... tendré que tener cuidado con él y vigilarlo... Que encima es del Atletico de Madrid...

El caso es que le gustan esas cositas, raro y morboso que es, que le vamos a hacer. A mi me atraen en su justa medida... pero lógicamente si el mas famoso de ellos saca un par de discos hay que prestarle la debida atención... Os pongo en antecedentes...

El bueno de Charles Milles Manson nació en Cincinnati, Ohio (EEUU), el 12 de noviembre de 1934. Hijo ilegítimo de una joven adolescente de 17 años, Kathleer Maddox, que además era prostituta, su infancia transcurrió viajando de ciudad en ciudad hasta que a los 8 años su madre sale de prisión, donde cumplía una pena de cinco años por robo y agresión. Durante este tiempo convivió con su tia, una beata contraria a cualquier forma de placer, el cual consideraba pecaminoso. Mal empieza la cosa...

Vivió a partir de entonces con su madre (también alcohólica, por cierto) unos años hasta que por medio de un robo reunió el dinero necesario para independizarse. A los 14 años fue detenido por primera vez y a partir de este momento su vida transcurrió entre fugas e ingresos en prisión. Recien cumplida su mayoría de edad ya contaba entre sus hazañas varios robos, una violación homosexual a un compañero, agresiones y varias fugas. Lo típico a estas edades... quien no ha agredido sexualmente a un compañero del mismo sexo en su adolescencia?

Aunque hasta entonces sólo había tenido relaciones homosexuales en 1953 con 19 años se casa con una enfermera de 17. Tiene su primer hijo pero el matrimonio fracasa y se divorcian en 1958. Un año despues se casa con una prostituta para que no declarara contra él y de ese matrimonio nació su segundo hijo.

Hasta aquí todo mas o menos normal...

Manson, que se autodenominaba Satán (además de Jesucristo, el Espíritu, el Anticristo y el Demonio), predicaba una curiosa doctrina, una mezcla de conceptos orientalistas y una reinterpretación de la Biblia. Es en una de sus muchas visitas continuadas a prisión donde funda La Familia... una especie de secta de elegidos que según él eran la avanzadilla de los 144.000 elegidos que se salvarían del Apocalipsis cuando la población negra aniquilara a la blanca. (Como leeis)

El caso es que se coge la mochila al hombro y comienza a recorrer el país de costa a costa en un destartalado autobús escolar, predicando la palabra del ecologismo y el sexo libre, y captando la atención de numerosos seguidores. Eran ya una de las atracciones de Los Ángeles: ricos, famosos y celebridades recibían con los brazos abiertos a la comuna. Como el gran Dennis Wilson, batería de los Beach Boys, que los alojó en su casa durante un tiempo.
Y al parecer fue el propio Wilson el que desencadenaría la ira de Manson. Le había presentado a un productor musical (hijo de Doris Day para mas señas) que vivía en una lujosa mansión en la calle Cielo Drive 10500, lugar al que acudiría Manson cada dos por tres para convencerle de que le produjera un disco. Ver como meses después los Beach Boys sacaban el álbum 20/20 con su canción Never learn not to love tuvo que ser suficiente para que al líder de La Familia se le hinchara la vena del cuello.

Nunca pudo probarse que matará a nadie él mismo, pero ordenó varios asesinatos. En ese periodo, Bobby Beausoleil (miembro de La Familia) se pelea con un traficante de mescalina llamado Gary Hinman. Manson, Beausoleil y Susan Atkins no dudan en presentarse en casa de Hinman para pedirle dinero. El tipo se niega, así que Manson le corta una oreja y se va de la casa diciendo a sus seguidores que hagan con él lo que quieran. Y vaya si lo hicieron. O eso parece por el estado en el que quedó el cadáver del traficante.


La detención de B. Beausoleil por el asesinato de Hinman a los pocos días de producirse, provoca que Manson busque un nuevo refugio para sus hijos. Nada mejor que una granja abandonada, en el desértico Valle de la Muerte. Allí la familia se prepara para lo que Manson denomina el Helter Skelter: el fin del mundo en el que los negros se levantarán en armas para dominar a los blancos...una teoría que Manson refuerza basándose en signos que sólo él percibe, como las advertencias incluídas a este respecto el White Album de Los Beatles. Si amigos, el bueno de Manson está como una pandereta.

El viernes 8 de agosto de 1969 se ve que se levanta de malas o desayuna peor y ordena la ejecución de todas las personas que se encontrasen en el 10050 de Cielo Drive. Y para ello envia a Susan Atkins, Patricia Krenwinkel, Leslie Van Houten y Tex Watson.

La vivienda es propiedad por aquel entonces de Roman Polanski, y entre las personas asesinadas se encontraba la esposa de este, Sharon Tate, que se encontraba embarazada de 8 meses, el matrimonio Jay y Gibby Folger, y Wojtek Frykowski. Las mujeres de Mason mataron salvajemente a Sharon Tate cortándole los pechos y dejando que muriera desangrada.
En una de las paredes se podía leer escrito con sangre humana la palabra cerdos y Helter skelter...

El caso es que ya lleva dos o tres discos. El primero lo grabó en los años 70 para costearse el juicio en el que estaba sumido. Este último tiene, lógicamente, peor calidad. Manson grabó One mind, que así se llama el segundo album en el trullo: está condenado en California a cadena perpetua por tropecientos asesinatos. Registrado probablemente en su propia celda con una grabadora de mano, y en el que se cuelan de cuando en cuando los altavoces de la prisión y las conversaciones de algunos otros presos.Incluso se ha currado la portada de este disco de folk que suena cutre, cutre. Leo por ahi que hay un tema en particular llamado Look at Your Game Girl, que fué hecho cover por los Guns and Roses en el disco The Spaghetti Incident? (1993) que se incluye al final de este como un track escondido. Habrá que escucharlo.

Dudaba si poneros un vídeo que he encontrado del señor Manson haciendo el tonto... pero finalmente he preferido seguir haciendo buen uso de las condiciones didácticas de este blog y os he colgado la canción que le inspiró a tomar el camino del lado oscuro. Los Beatles nunca han sido santo de mi devoción... me gustan algunas canciones sueltas... no los aguanto cuando se ponen pegajosos... pero esta canción la verdad es que me gusta...También he leido El guardian entre el centeno... así que cuidado amigos... hay demasiadas señales en mi contra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada