25 de julio de 2012

Elogio de la Dignidad

Con el calor, una duchita es lo mejor
Buenos días, amigos y amigas (los pocos que quedais) que seguís con inusitada vehemencia este, vuestro Blog. Un blog que, todo sea dicho,  lleva haciendo enemigos y abochornando conciencias desde 2009. 

Hoy os traigo una serie de imágenes que supondrán, con total seguridad, mi caida al mas profundo de los abismos, el del rechazo social, debido en gran parte a su alto contenido erótico. Y las cuelgo no por presumir de un cuerpo hecho para el deseo, si no para dignificar mi conciencia, ensuciada injustamente por culpa del descrédito y la falacia. Se que muchos de vosotros que visitais páginas de contactos para hacer amigos especiales con los que compartir asquerosas perversiones, ya las habeis visto. Ni que decir tiene que jamás quise que se publicaran en esos entornos, no es mi intención airear una condición que oculto con bochorno y desasosiego. Pero también es mi deber, como persona humana, liberarme del yugo del chantaje de la persona (o personas) que las hicieron sin mi permiso (Por que las hicieron sin mi permiso, por supuesto) y las distribuyeron inmisericordemente por los circuitos de invertidos de mi ciudad destrozando mi vida, mi familia y mis sueños. 

Es posible, quizás casi seguro, que por culpa de estás imágenes (Robadas, como ya he indicado y conviene recalcar) no pueda cumplir mi mayor sueño, que no es otro que entrar a formar parte de la Guardia Pontificia. 

Frotando bien, que salga la roña
Hay varios puntos en mi contra, siendo sincero. El primero, que no creo que pasara las pruebas físicas, por mucho que lo único que hagan sea estar de pie vestidos de mamarracho. Segundo (Y también bastante importante, por lo visto) que no soy Suizo, requisito indispensable para formar parte de tan distinguido puesto. También tengo mas de 30 años, que es la edad máxima que permiten y por descontado no he cumplido una instrucción básica en las Fuerzas Armadas del Ejército Suizo ni he obtenido un certificado de buena conducta en dicha institución. Pero todas estas razones que a priori podrían pesar en mi contra palidecen ante el hecho de que, por culpa de este blog no me van a dejar entrar. Por que es casi seguro que la persona que lleva a cabo las entrevistas personales y de actitud (que son requisito obligatorio para acceder a tan distinguido cuerpo de fuerzas especiales), se revisa TODOS LOS DIAS, uno por uno TODOS LOS BLOGS DEL MUNDO para ver si las personas que han presentado su candidatura aparecen bebiendo, jugando a la brisca en el bar que tienen debajo de casa o por si aparecen en actitudes poco decorosas en la piscina pública de su pueblo. Yo, no haría menos. 

Me imagino que el buen hombre (o mujer) entrará a las 7 u 8 de la mañana, hará una parada de 10 minutos a eso de las 12 para comerse un cruasan (o lo que sea que coman los funcionarios que revisan blogs) y despúes de comer seguirá otro poco hasta media tarde. Esta gente es concienzuda.

Por ello (y no por que no alcance ni de lejos los requisitos mínimos) mi sueño de entrar en la Guardia Pontificia se va a ver truncado. ¿Qué le digo yo ahora a mi madre? ¿Que voy a hacer con mi vida?

Refrescando las zonas dificiles
Es así que, por culpa de unos desalmados sin corazón y un blog que no tiene ningun tipo de escrúpulos, la vida de una persona, sus sueños y sus ilusiones se ven convertidos en cenizas. Y esto, no nos engañemos, sucede cada vez mas, por mucho que nos mintamos a nosotros mismos diciendo que no, que los blogs son buenos, que mirando para otro lado se solucionará, que hasta que a mi no me pase... 

Así pues, roto mi anhelo de juventud, optaré, como el samurai del japón feudal que se quedaba sin amo, por vagar sólo, arrastrando mi pena, convertido en un despojo social, una cascara sin nada dentro. Nada mas que odio y rencor. Y mucha dignidad, todo sea dicho. Por que si, por que en las fotos puedo parecer un mariconazo... pero digno.

Antiguamente la mafia tenía metodos muy sutiles para mostrar su rechazo o desacuerdo con tu persona. Habían perfeccionado con sutileza el noble arte de la extorsión y la amenaza y tenían un catálogo de posibilidades ciertamente envidiable. Desde meter cabezas de caballo en la cama a pegarte dos tiros en la cabeza y pasearte en el maletero de un coche hasta el vertedero mas cercano. No olvidemos otras preciosas tecnicas (ya en desuso, por desgracia)  como el romántico beso de la muerte, los siempre efectivos zapatos de cemento o la refinada técnica de arrancarte los dedos con la simple ayuda de unos alicates oxidados. Pero aquellos tiempos ya pasaron, la vida avanza y los métodos de tortura van acorde con el día a día que nos toca vivir. 

Despúes de un trabajo bien hecho
En nuestra vida moderna ya no hay lugar para aquellos románticos pioneros de la tortura, aquellos hombres que se formaron a sí mismos, verdaderos autodidactas del dolor innecesario... perpetuadores de una tradición que arrastraban de generación en generación, de padres a hijos. Hombres que amaban y dignificaban su trabajo, que miraban a un hombre a la cara mientras quemaban con queroseno a su familia. Ahora no. Ahora lo verdaderamente hiriente es borrar a alguien del Facebook. Cuando te lo hacen, cuando eres tu la víctima es cuando te das cuenta de que eres una escoria social, un retardado emocional al que le borran el perfil o no le aceptan las solicitudes de amistad. Mas bajo no se puede caer. Y por eso voy (en un alarde de crueldad sin limites que retrata el tipo de persona que soy) a borraros a muchos de vosotros de mi Facebook, no se me ocurre una forma mas sanguinaria para vengarme de todos a los que odio.Que todo sea dicho, son muchos. 

Que perverso soy. Ahora me podeis imaginar acariciando un gato en mi castillo lóbrego y húmedo... (como hacía el malo del inspector Gadget), borrando vuestros nombres de todas mis redes sociales, castigándoos a un exilio social que os marcará como la letra escarlata. 

Nota del editor del blog: Conociendo el tipo de personas que suelen leer este blog, entre los que se incluyen: Mujeres, policias, culturistas con el cerebro atrofiado por el uso indiscriminado de sustancias homeopáticas, fisioterapeutas de extrema derecha y disminuidos físicos y psíquicos en general, (incluidos en este grupo, por extraño que parezca, distinguidos miembros de sucursales bancarias en activo) hemos creido conveniente aclarar algunos términos para una mayor comprensión del texto. De nada. 

Lóbrego:

(Del lat. lubrĭcus, resbaladizo).
1. adj. Oscuro, tenebroso.
Tienes el potorro lóbrego, Mari Carmen. 

Falacia

(Del lat. fallacĭa).
1. f. Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.
2. f. Hábito de emplear falsedades en daño ajeno.
Es una falacia que le felara el falo a Fede.

Vehemencia:

vehemente.
(Del lat. vehĕmens, -entis).
1. adj. Que tiene una fuerza impetuosa.
2. adj. Ardiente y lleno de pasión.
Hoy Rogelio me ha azotado con especial vehemencia.






2 comentarios:

  1. ... al Cesar lo que es del Cesar, jajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Dios mío Jose Joaquín...cómo tienes la pelota....

    ResponderEliminar